David, un varón conforme al corazón de Dios

David, un varón conforme al corazón de Dios

Texto clave: “He hallado a David, hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.” Hechos 13:22

 

     No siempre encontramos en la Biblia a Dios alabando características de sus siervos.  Hay algunos casos como por ejemplo,  el de Moisés, un hombre realmente manso, a Jeremías que lloraba el dolor de su pueblo, jóvenes como Daniel y sus amigos, dispuestos a dar su vida por su fe.  Por alguna razón la mayoría de nosotros preferiríamos más bien ser como David.

    Según el texto clave de Hechos, David fue considerado varón conforme al corazón de Dios por una causa bien clara: “quien hará todo lo que yo quiero”.  Erróneamente me preguntaba cómo podía ser David conforme al corazón de Dios y haber cometido pecado tan grande como el adulterio, crimen organizado y aquel pecado del censar al pueblo.  Pero lo que Dios está destacando como bueno en este verso no son los pecados de David, sino la obra de David. David hizo todo lo que Dios le mandó a hacer.

     En este aspecto sí podemos tratar de ser como David, si podemos hacer todo lo que Dios quiere que hagamos.  La escritura dice “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13). Muchos utilizan este versículo para justificar sus malas obras y cometer toda clase de libertinaje.  Pero si analizamos los orígenes de esta escritura encontraremos que se refiere a que todo lo que Dios espera que hagamos lo podemos hacer en Cristo, que nos fortalece; se refiere a la capacidad que Dios nos da para hacer su obra.

     David, no solamente hizo lo que Dios le dijo que hiciera, sino que aún propuso en su corazón hacer más de lo que Dios le pidió. Si leemos lo relacionado con la construcción del templo en 2 Samuel 7 y en 1era Crónicas 29 desde el verso 3 en adelante; leemos como a David se le negó la construcción del templo y el tomó hasta de su propios tesoros para comprar materiales de construcción para que otra persona lo usara en ese fin. Su obra influenció a que otros del pueblo también hicieran lo mismo, tomar de sus tesoros para darlo a Dios.

     Es posible hacer TODA la obra que Dios nos manda que hagamos si ya hemos aceptado a Cristo; toda la capacidad de hacer esa obra SOLO la podemos obtener en Cristo. Si aún no tienes a Cristo haz click en PLAN DE SALVACION, para que puedas conocer lo que Dios te ofrece y solo después podrás hacer la obra de Dios a trabes de tu vida. Dios te bendiga.

 

“…Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1 Samuel 16:7b

Si quieres que oremos por ti, puedes dejar tu petición anónima o no aquí